fbpx

Lista Robinson o Sistema de Exclusión Publicitaria

Si eres un particular y no quieres seguir recibiendo publicidad; o eres una empresa y quieres hacer mailing marketing legal… Este blog te interesa.

 

¿Sabéis que es la Lista Robinson?

Es un sistema de exclusión publicitaria, es decir, las personas que incluyan sus datos en este no deberán recibir comunicaciones de publicidad a través de los medios de comunicación que hayan seleccionado.

¿Quién puede registrase en la Lista Robinson?

Todas las personas que quieran dejar de recibir comunicaciones publicitarias se pueden registrar de manera voluntaria y gratuita.

Las personas que se registren pueden elegir los medios de comunicación a través de los que no quieren ser contactados (correo electrónico, teléfono, dirección postal).

Los datos tardán en actualizarse dos meses, transcurrido este tiempo se podrá reclamar el envío de publicidad.

Si quieres saber más sobre esto, lee este artículo de la AEPD.

¿Qué tienen que hacer las empresas?

La ley de protección de datos exige a las empresas que quieran realizar comunicaciones de mercadotecnia directa, consultar los sistemas de exclusión publicitaria.

Para poder llevar a cabo este requisito, las empresas deberán hacer lo siguiente:

Deben registrarse en el servicio a través del formulario de la web.

Según las dimensiones de la empresa, este servicio podrá ser gratuito.

Una vez inscrito, deberá realizar la consulta de las direcciones o teléfonos a las que pretende contactar

Esta consulta deberá realizarse periódicamente, ya que la vigencia de la consulta es de un mes.

No será necesario realizar la consulta si se tiene el consentimiento del destinatario para enviarle comunicaciones publicitarias.

¿Qué se quiere conseguir con esto? Que las empresas dejen de enviar publicidad si no tienen consentimiento expreso o no son clientes.

Entonces las empresas, ¿pueden enviar publicidad?

Aquí hay que tener en cuenta dos cuestiones:

Si tenemos su consentimiento, se le puede enviar comunicaciones, pero cumpliendo unos requisitos.

Si no hay consentimiento pero es clientes nuestro, podremos enviarles comunicaciones publicitarias sobre servicios que prestemos y estén relacionados con los ya contratados por el cliente.

El inconveniente de no tener un consentimiento expreso es, que si no se legitima el interés del cliente en recibir las comunicaciones, ni la similitud entre los servicios contratados y los servicios ofrecidos, la empresa podrá ser sancionada.

Para evitar, errores esperados, solo hay que enviar comunicaciones comerciales cuando se tenga el consentimiento del destinatario de las comunicaciones publicitarias.

¿Cómo pedir el consentimiento on line?

Cuando vendemos productos o prestamos servicios a través de una web, la solicitud del consentimiento es fácil.

Solo hay que incluir una casilla de aceptación del consentimiento para el tratamiento de los datos personales con fines de publicidad.

¡Importantísimo! Esta casilla no puede estar premarcada.

A la vez que se solicita el consentimiento, se pondrá a disposición del usuario la información del tratamiento.

Se deberá guarda el justificante que se genera tras aceptar el envío de publicidad.

Si por el contrario, no prestamos servicios a través de internet y no queremos esperar a que vuelva a nuestras instalaciones la persona a la que queremos enviar comunicaciones publicitarias para pedirle el consentimiento, tenemos la siguiente opción:

Enviar un mail informativo con solicitud de consentimiento.

¿Qué debemos decir en este mail?

Deberemos incluir la información identificativa del responsable.

Además, informaremos sobre el tratamiento de los datos personales que se va a realizar (incluido, como se han obtenido sus datos de contacto).

También, deberá incluirse en este mail la información sobre los servicios prestados o productos en venta (no publicidad, solo a título informativo del gremio al que pertenece).

Por último, solicitar el consentimiento para el envío de comunicaciones comerciales de acuerdo a la información facilitada.

La aceptación del envío de publicidad deberá darse mediante un acto afirmativo e inequívoco de consentimiento (el no contestar al mail no puede considerarse consentimiento).

En ningún caso, podrá utilizarse el envío de este mail para mandar publicidad.

Envío correcto y legal, sin matices, de correos electrónicos con publicidad:

Primero, se deberá tener el consentimiento expreso del destinatario para el envío de publicidad.

Segundo, si se envía un mail masivo, es decir, un mismo correo a varias personas, la dirección de los destinatarios no puede estar visible para el resto.

Por tanto, se deberán incluir las direcciones de correos en destinatario CCO (copia oculta).

Por último, se tiene que incluir la información sobre cómo darse de baja en las comunicaciones. Cada mail deberá incluir esta opción. 

Es importante cumplir con la legalidad de las comunicaciones, es la vía de contacto con clientes o futuros clientes, y que mejor, que empezar con buen pie.

 

Sigue nuestras RR/SS:

Share This